El pasado mes de mayo Campofrío puso en marcha una bonita campaña solidaria. Bajo el nombre “donantes de tiempo” convirtió el tiempo que perdemos esperando en las colas de las charcuterías en horas de voluntariado, de tal manera que cuanto más larga fuese tu espera más donabas a asociaciones benéficas. Para contabilizar este tiempo la agencia MomentumWW (encargada de la campaña) se puso en contacto con Cubensis. Cuando un cliente cogía un ticket un lector de código de barras Bluetooth arrancaba un cronometro que se paraba cuando el ticket de turno era recogido por el charcutero. El tiempo que transcurría entre ambos se almacenaba mediante a un software que desarrollamos y  que ademas mostraba en una pantalla el tiempo total recaudado.